Señora Ministra, por favor…!!

Por: Víctor Herrera Michel

Que recordemos, nunca antes Barranquilla había tenido tanta representación de primera línea en un gobierno nacional como sucede en el actual: 3 Ministros (Tic, Transportes y Ciencia) 2 Viceministros (Salud y Ciencias), el Director del Invima, la Procuradora General y el Presidente del Congreso.

Por ello, no es comprensible las afectaciones que padece la ciudad por culpa de la cartera de Transporte, a cargo de la Barranquillera Ángela María Orozco, máxime cuando el gobierno ha escogido a la ciudad como piloto nacional de la reactivación económica. Veamos.

Primero. La calamidad del Puerto, el principal motor de la economía local. Hace 20 años no teníamos un calado tan bajo por la ineficiencia gubernamental en contratar el dragado del canal de acceso como es su deber constitucional. Ello ha ocasionado que a la fecha se hayan desviado 11 embarcaciones que representan unas 100 mil toneladas. ¿Quién paga esto o, lo que es más grave, el desprestigio y la pérdida de confianza del puerto frente a las líneas marítimas internacionales…?

Sin embrago, hay que reconocerlo, no hemos sido capaces de lograr la construcción del tantas veces mencionado Puerto de Aguas Profundas.

Segundo. La vergüenza de las obras del aeropuerto. Los diputados que visitaron el lugar hace unos días aseguran que van mucho menos del 90% de ejecución que había anunciado en marzo la ministra. A lo sumo el 65%. Esto sumado a la falta de competitividad frente a la adjudicación de nuevas rutas internacionales y nacionales por parte de Aerocivil, que también depende del Mintransporte.

Tercero. La APP para recobrar la navegabilidad del río Magdalena. Razón tenía el presidente del Puerto de Barranquilla, René Puche, cuando trinó recientemente: “…Es un irrespeto con nuestra ciudad. Hace 2,5 años nos dijeron que en 8 meses salía la APP…”. Eso lo dice todo.

Cuarto. La tragedia de la carretera Salamina – El Piñón que amenaza con inundar 10 poblaciones del vecino departamento del Magdalena –que hoy son la despensa agrícola y ganadera que surte al Atlántico– y con la perdida de muchísimas vidas, viviendas, tierras, ganado y cultivos en más de 350 mil hectáreas.

Quinto. El sistema de transporte Masivo –Trasnmetro– que fue ideado por el Gobierno nacional en su momento pero que ha sido un verdadero fracaso, como otros en el país que también requieren una reingeniería partiendo de las directrices que debe impartir ese ministerio.

Es cierto que nos ha faltado modificar el modelo de negocio inicial para no tener como socios del sistema a sus mismos competidores.

Sexto. Los peajes de los Papiros, Sabanagrande y Baranoa cuyas inquietudes de la comunidad durante años no han sido resueltas. Y el que pretendían construir en Arroyo de Piedra. ¡¡Para ir a comerse una ‘Arepa de huevo’ en Luruaco íbamos a tener que pagar más de $35 mil en Peajes, ida y vuelta…!! Todo este asunto bajo el manejo de la ANI (Agencia Nacional de Infraestructura) que depende del Mintransporte.

Séptimo. La doble calzada Barranquilla-Ciénaga, cuya ejecución se ha diluido en anuncios ilusorios incumplidos. Recordemos que ello implica la solución a la peligrosa problemática ambiental y social de la erosión del kilómetro 18.

Octavo. La APP del Canal del Dique comienza a mostrar los primeros síntomas de la del Rio –la ANI la objetó porqué faltaron las consultas previas– a pesar de que cuenta con el liderazgo de la Vicepresidenta Martha Lucía Ramírez, la mentora y mejor amiga de la ministra.

En esto se aplica lo que nos advertían los abuelos: “…No hay peor cuña, que la del mismo palo…”.

@vherreram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *